DO NOT TAKE LIFE FOR GRANTED

It is already January 2020; we are starting a new year and there is so much to talk and reflect on. The title that I chose for this post is a common and popular saying or idiom in the English language. We usually say: “do not take something or someone for granted”. And what does it mean? I believe, it is really easy to understand its true meaning. It is just about to avoid ignoring the worth of a thing or a person in our lives. So, if you are not appreciating someone or something in your life as you should, you might be taking he or she for granted.

There are many moments in our lives where we show or express our gratitude and appreciation to others such as: specific person, thing or maybe to God, the universe or whatever you call it. And it is about the people you have met or the goals you have achieved or the problems you have overcame. This might happen during Thanksgiving, Christmas’ Eve, New Year’s Eve, Father’s Day or Mother’s Day, etc. It seems that every country, culture, and religion, have their own special day to express gratitude and appreciation toward one to another. But I wonder how we could change this to a more daily habit. Why do we have to wait for a specific day in the year to be able to express our gratitude and appreciation toward someone or something?

On the other hand, I believe we must promote this gratitude culture in our children, youth and future generations. In a world where consumerism and materialism seem to rule our hearts, it is really imperative to change that mindset and make people reflect on the real meaning of life. Each of you might have a different family context, but I am pretty sure that since you were a little child, you had that special person who became your emotional support, who was always there for you to comfort you in the bad days or to celebrate you in your great days.

Now, I would like you to give a couple of minutes of your precious time and think about how much that person did or have done for you, think about all the sacrifices he or she made in order to help you be the person you are right now. Please, “don not take those sacrifices for granted”. It does not matter if it was just a cup of hot tea for you or maybe she or he offered you his or her shoulder when you needed someone to cry on because you were sad or overwhelmed. There are so many indescribable actions. And Yes, indeed, those sacrifices were great actions rooted only and just in pure love. And this love only can come from a sacred place in our inner being because it was not looking for any recognition or compliments. Those actions were not looking for anything in exchange. They were actions of pure and free love.

Keeping the same track of thoughts, I would like to emphasize that we must try to reconsider (at least one more time) all the blessings  and privileges, all the good fortune and also the wonderful simple things of life, all those things which happen and exist out of our own will and make our lives better every day. We must consider that there is something or someone out there who knows you more than you can do by yourself and who loves you no matter what, even though, sometimes you are not feeling the same amount of love for yourself. That great being, which I called God, it is the unique being who will always be there for you even in your darkest moments or during the storm. Please, do not take this unique and wonderful being for granted and be thankful for all that you have in this journey called life.

In conclusion, I would like to take this opportunity to express my gratitude to all those people who have made my life easier and a wonderful experience, for those people who have taught me great lessons in life and for those who love me purely and selflessly. I wish I could have had more time to spend next to you, to hug you and to share these humble words face to face. I just want you to remind you that you are still (and always be) in my heart and in mind, in my prayer and in every moment, I express my gratitude to God for all you have done for me. I will never be able to take all what you have done for me for granted.

With Love, Ricky…  And see you in the next post.  

El Principito. Segunda Parte: El Principito, la Rosa y el Zorro.

En los capítulos previos al capítulo XXI, vemos cómo surge una relación íntima y de complicidad, entre el Principito y su Rosa. Un Principito, quien tiene una vida más o menos hecha; en el sentido de que tenía tareas y oficios de los cuales dedicaba su tiempo y ser enteramente. Es decir, parecía que su vida ya se encontraba totalmente realizada. Pero en un día cualquier, está historia cambió y fue a raíz de una semilla extranjera que llega a su planeta y decide brotar y crecer hasta convertirse en una bella flor, una Rosa. Sus caprichos y exigencias, asfixiaban y agotaban la paciencia y el amor desinteresado que alguna vez el joven principito llego a tener en su corazón hacia la hermosa flor. 

Casi llegando al final del capítulo XXI, nos encontramos con un peculiar y muy profundo diálogo entre el Principito y su nuevo amigo Zorro, el cual toma lugar en lo que pareciera un jardín de rosas. Este diálogo, entre el Principito y el Zorro, surge en el momento idóneo. Y sin duda alguna, genera ese cambio interior en el corazón de nuestro Principito, puesto que, este es un ser humilde y de grande nobleza para recibir y aceptar el consejo de su sabio amigo, el Zorro.

En esa conversación, sale a relucir un reclamo o quizás un resentimiento por parte del Principito hacia su Rosa. Al momento de leer y analizar el argumento del principito, quizás podemos encontrarlo como válido y razonable. Su enojo y reproche con su querida rosa es sencillamente tan humano, como tú y yo.

El Principito simplemente se siente engañado, desilusionado y devastado. Él había creído en las palabras de su Rosa, las cuales le prometieron que era la única en su existencia. Pero nuevamente la sabiduría de nuestro amigo, el Zorro, nos hace reflexionar y cambiar de perspectiva.

Para profundizar más en ello, me gustaría traer las líneas de dicha conversación:

“…Es el tiempo (que has perdido) en tu rosa lo que hace a tu rosa tan importante…”

“Pero tú no debes olvidarla. Eres responsable para siempre de lo que has domesticado. Eres responsable de tu rosa…”

“Soy responsable de mi rosa… – repitió el principito a fin de recordarlo.”

¿Cuántas veces hemos dedicado tanto tiempo y dedicación a algo o alguien, y luego terminamos con la misma sensación de desilusión y engaño, tal como lo experimentó el Principito con su Rosa? ¿Es que a tenemos claro cuál es o han sido esas ¨rosas¨ en nuestras vidas? ¿Cuál es la lección, el aprendizaje y la actitud que hemos tenido después de enfrentar una situación similar? Y, por último, pero no menos importantes, ¿Somos realmente responsables de lo que domesticamos, o, mejor dicho, de lo que amamos?

Sé que la vida puede tornarse un tanto complicada o inesperada. Pareciera que nuestras expectativas siempre suelen estar más altas y que la realidad nunca deja de ser tan cruel y tan dura. Pero esa sabiduría que se encuentra en este relato infantil, es sencilla, mágica y poderosa, ya que en ella podemos llegar a descubrir la verdadera esencia del Amor. Y aquí me permito traer nuevamente las palabras de Jesucristo:

‘”Les doy un mandamiento nuevo: que se amen los unos a los otros. Ustedes deben amarse unos a otros como yo los he amado.’ (Evangelio según San Juan13, 34)

¿Quién nos amó primero? Para todos nosotros, quienes creemos en un Dios todopoderoso y misericordioso (tal como hacemos los cristianos), en ese magnífico ser y creador del universo, es sin duda alguna, quien nos amó primero. Y, a sabiendas de nuestras faltas y debilidades, él nos continúa amando con ese corazón grande y misericordioso. No importa el tiempo que el haya dedicado en nosotros (ya que para Dios solo existe un eterno presente), él permanece ahí siempre fiel para cada uno de nosotros. Amándonos como lo hizo desde el primer momento de nuestra concepción. Y tal como lo menciona el amigo Zorro ¨es el tiempo… lo que hace a tu rosa tan importante…¨, y en el caso de Dios, somos suyos desde el primer momento de nuestra creación y es eso lo que nos hace tan importante y valioso para él. Es el inmenso e infinito amor de Dios, que nuestras mentes y corazones de piedra no pueden comprender, porqué es difícil entender como alguien nos puede amar tanto y gratuitamente.

Sé muy bien, que la conversación entre el Principito, el Zorro y la Rosa, nos inspira un sinfín de cosas y pensamiento. En lo personal, me ha enseñado a apreciar una vez más lo importante del amor, la misericordia y el perdón. Tres elementos esenciales que podemos aplicar en nuestra vida íntima, en lo personal con nosotros mismos, con nuestro entorno, con las personas que nos rodean o las actividades que hacemos, en fin, con la vida entera.

Por ende, te invito de todo corazón a encontrar esa ¨Rosa¨ en ese momento de tu vida, reflexiona sobre ese tiempo, dedicación y amor que le has entregado, y aprendamos a ser un poco más como el Principito (quien es guiado por la sabiduría de su amigo el Zorro), y quien decide perdonar y seguir amando, así como lo hice desde la primera vez.

Por favor, no seas tímido y comparte conmigo tu experiencia y meditación. Nos vemos en una próxima entrega. Un fuerte abrazo.

El Principito. Primera Parte: “No se ve bien sino con el corazón. Lo esencial es invisible a los ojos”

Tengo la certeza de que las palabras tiene el poder de abrir las puertas de la mente y el corazón de muchos hombres. En cada palabra, oración o libro hay un poder único y especial, que no es capaz de igualarse a ningún otro.

En esta oportunidad me gustaría iniciar un recorrido muy especial dentro de este viaje en el que se convirtió “Ideas Sueltas y Contradictorias”. Hoy quiero, que tú y yo, retornemos a los clásicos literarios que llenaron de magia nuestra infancia y nos hicieron apreciar la vida desde una nuevo ángulo.

“El Principito”, obra de Antoine de Saint-Exupéry, es un libro que nos invita a viajar a lo desconocido, y simplemente nos exhorta a disfrutar nuevamente del “ser” y meditar sobre el significado último de la existencia humana.

Si bien es cierto, que dicho cuento fue escrito para niños, la riqueza y profundidad de sus palabras, tiene el poder de llegar a los corazones de cada niño, incluso al niño que habita en cada adulto (si, al niño que vive en cada uno de nosotros) y tristemente se encuentra en el olvido.

En esta primera parte de este recorrido junto al Principito, me gustaría que reflexionemos o meditamos parte del capítulo XXI de dicho texto. Es ahí donde surge un encuentro inesperado entre nuestro querido Principito y el Zorro. Es en dicho capítulo donde reposa una de las frases más poderosas (al menos en lo personal) y que sostiene la totalidad y unidad de esta obra literaria.

“No se ve bien sino con el corazón. Lo esencial es invisible a los ojos

El autor, Antoine de Saint-Exupéry; a través de estas líneas en donde el Zorro le hace un regalo al Principito al compartir la fabulosa oración antes citada, nos invita a cuestionarnos en lo más profundo e íntimo de nuestro ser y preguntarnos: ¿Que es realmente lo esencial en nuestra vida? ¿Y por que lo esencial resulta invisible a los ojos pero no al corazón? ¿Por que es tan difícil transcender de este mundo físico y material? , y ¿Por que nos cuesta tanto apreciar y valorar lo que se encuentra más allá de nuestra limitada visión humana?

Leer nuevamente El Principito, ha hecho que en estos últimos días de mi vida sienta la presencia de un amigo y compañero. Tal como el Zorro lo describe: el encanto y esencia del personaje del Principito me ha “domesticado” y para mi ya él no será uno más del montón sino será siempre mi Principito.

En cada palabra y en cada línea de esta obra, existe una enseñanza, un aprendizaje y una guía. Algo que proviene de la más íntima vivencia y profundidad del autor y que se atreve a cambiar la realidad y percepción del mundo a través de los ojos e intelecto humano.

En cada analogía existe una hermosa conexión entre el alma y el ser (o el espíritu y el cuerpo). Para mi es imposible no poder traer las enseñanzas y vivencias que el Cristianismo ha marcado en mi y en relación con esta obra. Él mismo Jesús fue un gran maestro de las analogías y parábolas y así poder transformar los corazones de piedra de los hombres en algo vivo y maravilloso.

Solo imagina: Sí Abraham, Jesús, Buddha, Mahoma, entre muchos otros, pudieron cambiar el mundo a través del poder de la palabra, la magia de las antologías y parábolas, y sin duda, con la grandeza del Amor, imagínate lo que cada uno de nosotros podríamos ser capaces de llegar a construir con todo ello.

Ahora bien, cuéntame: ¿Que es para ti lo Esencial? ¿Como podrías definirlo?

Para mi lo esencial es aquello que es indispensable para vivir. Pero más allá de todo lo que conforma esta realidad material, lo esencial de la vida se traduce en aquello que te permite levantarte cada mañana y seguir luchando por alcanzar tus sueños sin desfallecer.

Lo esencial es la energía y fuerza que mantiene vivo el motor de la vida.

Como sé que me haz leído antes, infiero que ya conoces que es lo esencial para mi, y no estás en lo errado. Entre todo las cosas esenciales de la vida, para mi uno de los pilares que siempre esencial y más importante se encuentra la FE.

Para mi la Fe es ese pilar esencial que junto al Amor transforma el mundo de una manera inigualable. Y es en base a ese pilar compuesto por el Amor y la Fe, donde viene el regalo de la Familia, la Amistad, la Confianza, la Paz y Tranquilidad, la Salud y el Bienestar, la grandeza de la Existencia (el vivir y sentirse vivo), la Fraternidad, el Compartir, el Servir y Ayudar desinteresadamente, y mucho más.

Lo esencial es la energía y fuerza que mantiene vivo el motor de la vida.

Como sé que me haz leído antes, infiero que ya conoces que es lo esencial para mi, y no estás en lo errado. Entre todo las cosas esenciales de la vida, para mi uno de los pilares que siempre esencial y más importante se encuentra la FE.

Para mi la Fe es ese pilar esencial que junto al Amor transforma el mundo de una manera inigualable. Y es en base a ese pilar compuesto por el Amor y la Fe, donde viene el regalo de la Familia, la Amistad, la Confianza, la Paz y Tranquilidad, la Salud y el Bienestar, la grandeza de la Existencia (el vivir y sentirse vivo), la Fraternidad, el Compartir, el Servir y Ayudar desinteresadamente, y mucho más.

Son tantas los cosas esenciales, invisibles y valiosas de la vida, que en este breve ejercicio de reflexión nunca podría terminar de unirlas y mencionarlas todas.

Que maravilloso regalo nos ha dado el autor francés Antoine de Saint-Exupéry, a través del diálogo entre los personajes del Zorro y el Principito.

Aquí comparto contigo un link donde se aprecia de una manera audiovisual la magia de esta escena literaria:

Espero que disfrutes ese pequeño vídeo clip tanto como yo lo hago. De igual manera, te sugiero buscar la forma de tener siempre a la mano, el tesoro de contar siempre con esta obra literaria en tu biblioteca. Leerla y releerla cuantas veces sea necesario y cuantas veces tu alma te lo pida. Aquí comparto contigo un link de Amazon donde podrás conseguir el texto completo y disfrutarlo al máximo:

El Principito = The Little Prince

Nos vemos en un próximo post para así poder seguir compartiendo de la maravillosa experiencia de leer un clásico como El Principito, de Antoine de Saint-Exupéry.

Como siempre, no dudes en compartir conmigo tus comentarios y aprendizaje sobre lo conversado el día de hoy. Nos vemos pronto. Un fuerte abrazo.

Who (or What) is in Control?

In modern days society, we always like to blame someone or something for the problems, consequences (especially the bad ones) or the situation in general. It just seems to be easier to blame someone or something instead of assuming your own responsibility. I believe that can be the starting point of a philosophical debate. 

“Free Will versus Determinism” is one of the most popular debates in the philosophical world. Sometimes we fall into this discussion without knowing is related to philosophy. There is an interesting fact about it which is that in this debate most of the people tend to take part in one or the another the side. The classic human dichotomy, such as black versus white, conservatives versus liberals, believers versus “atheists”. The other common fact is that people who get involved in the debate tend to end up more confused or contradicted with themselves and their own beliefs than they used to be before entering the debate. 

As Catholic, I believe in one God who is in three persons, God the father, God the son (Jesus) and God the Spirit (The Holy Spirit. I know that this relationship is really hard to understand, you just have to think about 1=3. So, like in many other religions or belief systems, there is one God who is in control of everything. That would be the Creator. He created the past, the present and he also will create the future. We believe God has created a whole plan of life for each of us.

“For I know well the plans I have in mind for you—oracle of the LORD—plans for your welfare and not for woe, so as to give you a future of hope.” Jeremiah 29:11

And at the same time, we believe that God cannot force us to do something against our own will. Neither to love him and recognize him as our Lord. That’s why love is an act of free will. In our free will, we can do many right things as well as bad ones. So, in order to sum up the Catholic and Christian point of view, it can be said that in the Christian believing a sort of determination (which is called divine providence) and free will can get along together. But it seems really strange for most people.

What do you think about it? Who (or what is in control of your life, destiny or future?  Is there any entity which is in control of everything in you? Or on the other hand, because your reason and free will you are the only responsible one for all your actions, decisions, and the consequences which come after them? 

The determinism side can be divided into two major branches. The hard determinism and the soft one. Those people who believe their own lives and everything which has their own life in this world is under control of something or something (such as a God or Nature), including the wrong things like murder and many more. They would be identified as hard deterministic. Every thought and movement in this world come from that entity rather than their our reasoning process or own will power.

There are also people who believe that the weight of nature on us and the whole world is so heavy that if we could have the freedom to choose, we are determined to do what it is proper to our nature. So, these soft determinist people believe that there is a certain amount of free will but in contrast to what is already determined in our nature, we cannot do too much. In other words, you are free to choose whatever you want inside this small box. You might try to be as free as you want but the weight of what is already determined on you is going to have the last word. That’s a very particular and curious life’s point of view. 

On the other side, we have free will. In my personal opinion, this side can also be divided or lead to other schools of thought. It can be affirmed that you are always going to have the freedom to choose whatever you want, even in the worst scenario possible. Nobody or nothing can remove that freedom which remains in you. There could be something plan ahead for you (destiny or future, or whatever is called) but it isn’t only a one and straight line. The route would take different ways or turns according to your freedom of choice. It is not just about one door to open or close. It is more about multiple doors and ways to open and walk in. 

There is also a hard free will school, which from my point of view, it leads to consequentialism. So according to the mindset, you are free to choose whatever you want but your future or destiny is going to be predestined by the decision you are making now in your present time. It means, everything in your life is because of the consequences of a decision you made before. This vision can also be very rigid and your freedom of decision making can turn into your own prison. 

Now that we have tried to know each of the sides in this debate; what do you really think who or what is in control? Are you totally in control of everything or definitely there is something or someone more powerful than you which can control everything around you? How important is to define your own position in front of this debate? Do you think having a clear idea or side will help you to face your everyday life?

Please, do not be afraid to express yourself. Let’s talk and keep the debate on and on. Share with me your opinion. I will more than happy to read it. Thank you.

Hablemos de los Apegos

En las publicaciones pasadas, he tenido la oportunidad de hablar sobre la fe y la confianza. Llegamos al acuerdo de que estos dos grandes dones pueden hacer en el ser humano que lo imposible se vuelva posible en nuestras vidas. Si bien es cierto que el ser humano tiene un montón de atributos y capacidades extraordinarias que a lo largo de su vida pueden llegar a ser grandes hábitos (tanto positivos como negativos). Entre ellos encontramos a los apegos. Y este es el tema del que quiero conversar en esta oportunidad con todos ustedes.

¿Que son realmente los apegos? ¿Por qué tendemos con tanta facilidad a generar apegos a las cosas, personas e incluso a las ideas? ¿Por qué los apegos tienden a ser tan rígidos y poderosos, y a la vez causarnos tanto sufrimiento? Vamos a iniciar este nuevo recorrido con el fin de dar respuestas a dichas preguntas.

Cuando buscamos en el diccionario, el significado del término apego, nos encontraremos con múltiples definiciones. Pero, parece que existe un elemento en común en todas ellas, y es que el apego se encuentra relacionado a los sentimientos que los humanos generamos o desarrollamos con respecto a terceros e inclusas con objetos materiales o abstractos. Por ende, es correcto afirmar que el apego es esa unión emocional de una persona con algo (en un sentido amplísimo de la palabra) del mundo exterior o incluso con el propio mundo de las ideas.

A lo largo de la vida, la dama filosofía tuvo la oportunidad de convertirse en madre, entre sus queridas hijas se encuentra la psicología. En la ciencia de la psicología, hoy en día contamos con el apoyo de la famosa teoría de los apegos; la cual busca explicar con un basamento teórico y científico la razón de existencia de los lazos emocionales (apegos) que un ser humano puede genera a la medida que va creciendo y viviendo. Dicha teoría fue elaborada a partir de un estudio científico con niños muy pequeños y sus madres, y como estos eran capaces de moldar o adaptar su conducta en diversos escenarios o frente distintos estímulos. Dicho experimento dejo un mundo abierto para el estudio de los comportamientos humanos, que incluso pueden ser capaz de mantenerse en la vida adulta.

Ahora bien, teniendo claro que este impulso humano y emocional va más allá de nuestra propia voluntad (más sin embargo no es capaz de gobernarnos o controlarnos como tal), y teniendo claro de la existencia de apegos que son capaces de generar valores y comportamientos afirmativos o transcendentales e incluso enriquecedores para nuestra vida humana, así como de aquellos otros que generan todo lo contrario, vale la pena preguntarse: ¿Como el ser humano puede recuperar la consciencia de sí mismo? ¿Como podemos identificar cuando un determinado comportamiento o conducta se está volviendo un apego negativo en nuestra vida? Creo que, para responder dichas preguntas, podríamos partir de la idea de que es necesario ejercitar nuestro ¨self – awereness¨.

Self-awereness. El arte de conocernos y de ser conscientes de nosotros mismos, es de gran herramienta de ayuda en nuestra vida diaria, así como también, una herramienta para crecer tanto en el ámbito espiritual como emocional. Hoy en día, también es muy utilizada la denominada inteligencia emocional, y en verdad en lo personal considero que esta última se encuentra íntimamente relacionada con el arte de auto conocernos.

Retomando la pregunta con respecto al sufrimiento que generan los apegos, no puedo evitarno traer a colación  tanto a las enseñanzas de Jesús como del mismo Buda con respecto a este tema. Ambos, Jesús y Buda, son hoy en día alabados y reconocidos como grandes maestros de la ciencia de la vida (por así decirlo de manera general). Ambos, en sus enseñanzas afirman y concluyen que la causa del dolor es el apego y la ausencia del bien. Recuerdo las palabras de Jesús, en el cual tuvo la oportunidad de encontrarse con ese buen y rico hombre, a quien le pregunto a Jesús que más debía hacer para poder entrar en el reino de los cielos y Jesús de una manera muy genial le respondió que dejara sus riquezas (sus apegos al mundo material), se las diera a los pobres y más necesitados, y saliera al mundo a llevar la buena nueva. Buda, a su manera realizo una acción muy similar dentro del mismo contexto. Y esto me hace nuevamente preguntarme, ¿Por qué es tan difícil desapegarnos? ¿Qué es lo que nos da tanto pavor o temor cuando nos enfrentamos a la idea de vivir en una vida libre desapegos? ¿Somos realmente felices viviendo con tantos apegos sin sentidos o propósito en nuestras vidas? ¿Somos realmente libres al vivir encadenados a los apegos?

No quiero que este post se convierta en algo sumamente largo. Solo quiero que sea una invitación a la reflexión, al autoconocimiento y a un examen de consciencia. Es una invitación a encontremos con nosotros mismos para descubrir cuales son esos apegos que tanto nos hacen sufrir y nos impiden llevar una vida feliz y plena.

Confianza

Como inmigrante venezolano que soy por casi 4 años, he tenido la oportunidad de pasar por distintas pruebas. He aprendido que en las pruebas es donde se debe confiar más en Dios (o esa entidad espiritual o el universo, o como usted mejor le parezca).

Este caminar me ha permitido reflexionar lo que la confianza realmente es. Como humanos nos resulta fácil confiar cuando somos niños y tenemos esa pureza e ingenuidad. Es por ello que el niño que juega con su padre, al ver que su padre lo lanza al aire, el niño no llora porque confía de que su padre estará ahí para rescatarlo nuevamente. Ahora bien, cuando vamos creciendo el juego va cambiando y cuando depositas tu confianza en otros resulta que no termina también como cuando lo hacías de niño con tu padre.

La palabra confianza tiene un origen tanto griego como latino. La palabra confianza deriva del verbo confiar que a su vez es una palabra compuesta: con (del griego kon que significa todo, junto) + fi (del latín fides; entendido como Fe o lealtad + ar (que en confianza se transforma en el sufijo “anza” relativo al agente y su cualidad). ¿Que nos querrá decir todo esto? Confiar es un verbo que tiene su raíz en la palabra Fe y a su vez en Creer. Tener confianza también puede referirse a esa Fe o lealtad que tiene un sujeto en una entidad y lo hace de una manera total y absoluta.

Para muchos la palabra confianza encuentra una íntima relación con la palabra seguridad. Es decir, si un amigo te dice: “yo confío en ti para tal cosa” eso quiere decir que esa persona tiene la seguridad de que su amigo hará “tal cosa”; no se deja un mínimo de espacio a la duda, a la incertidumbre o a la improbabilidad, más bien reina la certeza.

Entonces vale preguntarnos: ¿si muchos de nosotros hemos sido capaces de confiar al menos una vez en “alguien o algo”, esto quiere decir, por naturaleza somos hombres de Fe?. El problema del hombre no radica en el hecho de creer o no creer, sencillamente siempre será suyo el don de la Fe, pero si dependerá de cada uno de nosotros en que o quién depositemos nuestro don de la Fe.

Ahora bien, para mis amigos que se declaran por convicción creyentes en un Dios todopoderoso (ser supremo o el mismo universo); sí por tanto tiempo han sido capaces de depositar su fe en Dios ¿por que dudan de su poder cuando la prueba o la adversidad toca la puerta de tu vida? ¿Tan mala es la memoria del hombre para olvidar todo lo bueno y las grandes maravillas que ha obrado Dios en nuestra vida? Es un excelente momento para reflexionar. Nunca olvidemos que cuando la duda o el miedo acecha, la batalla se pelea con Fe y para ello debemos alimentar nuestra fe con los recuerdos y experiencias transcendentales de nuestra vida.

La Fe es un camino de Perseverantes

Toda mi vida he estado fascinado por el misterio de la Fe. Como católico y cristiano que soy, he podido nutrirme y crecer en ese camino, pero a veces siento que la religión tiende a tener un tope o que no todos puede llegar a ese lugar de transcendencia de la misma manera.

Hace poco leí en un libro que la Fe es un elemento indispensable para llegar a adquirir la felicidad (no como objeto o producto sino más bien como un accidente de una sustancia). Ese mismo autor indicaba que hoy debemos comprender a la Fe despojada de la Teología (cuestión que me cuesta apreciar pero que me genera curiosidad). Por ende, vale la pena preguntarnos: ¿ Puede existir una Fe sin la creencia de la existencia de un Dios o ser espiritual supremo? ¿El creer en el potencial y bondad del ser humano, como su lado más loable, nos invita a tener Fe en nosotros como seré no únicamente materiales sino espirituales? ¿Puede existen la Fe sin la creencia de una noción sobre lo espiritual?

Es increíble el interrogarnos esto y sin duda alguna nos invita a explorar una área que en el futuro se puede identificar como ese puente común en la humanidad donde religiosos y no religiosos comulguen en la existencia de algo que va más allá de la razón y del control que está ejerce sobre nosotros.

Ahora bien, y sin ánimos de incomodarlos, pero ¿cuantos de ustedes han sido testigo de algo imposible? ¿Cuentos de uds hemos visto soluciones inesperadas, curas milagrosas, entre un millar de cosas? Yo he podido ser testigo de ver cómo lo imposible se hacía posible, tal como la pareja infertil llega a concibir un hijo o como el enfermo de Cáncer llegó a sanar, o como el alejado del camino del bien retorna a los buenos pasos y logra la unión con Dios y la familia.

Hay tantos ejemplos que me vienen a la cabeza y no creas que estos seres eran los más formados y preparados en la Fe. Sencillamente fueron escogidos y en el transitar del camino de la prueba se fortalecieron y crecieron en su Fe, Amor y Confianza en Dios. Eso sencillamente me llena de alegría y el espíritu me sobresalta porque me anima a no desfallecer y a perseverar en el caminar.

¿Será que existe un elemento común en todos ellos? Si, todos ellos fueron perseverantes, no dejaron de creer a pesar de lo fuerte de la prueba, de las dudas o de los miedos. Ellos decidieron mantenerse firmes en la tormenta y creer en un sol a pesar de la oscuridad que se avecinaba sobre ellos. Ellos decidieron creer que lo imposible si puede llegar a ser Posible. Te invito a descubrir el don de la Fe!